Producción de aceite y aceitunas del Valle de Sóller, D.O. - Can Ribera
17812
post-template-default,single,single-post,postid-17812,single-format-standard,bridge-core-2.0.2,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-19.0.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Producción de aceite y aceitunas en Mallorca

Producción de aceite y aceitunas en el Valle de Sóller D.O.

Los orígenes de la producción de aceite y aceitunas en Mallorca

Durante los siglos XVII, XVIII y XIX la producción de aceite y aceitunas en Mallorca tuvo un papel clave para la economía de la isla, tanto por su función de ingrediente básico en la alimentación de los habitantes, como producto de trueque y exportación. El aceite de Mallorca era utilizado como moneda de cambio para pagar las importaciones de los productos de los cuales era deficitaria, como el trigo.

 

Las Tafonas (Almazaras)

La producción del aceite y de la aceituna dinamizó la economía rural mallorquina y dejó huella en el lenguaje, la gastronomía y las costumbres de los isleños. Las TAFONAS fueron, en este contexto, el eje económico de muchas posesiones mallorquinas. Un buen ejemplo de posesión de montaña, es CAN RIBERA, en plena Serra de Tramuntana, en dónde además de un majestuoso olivar con variedades milenarias, también se conserva una tafona donde antiguamente se elaboraba el aceite.

 

La producción de aceite y aceitunas en la Sierra de Tramuntana

La producción agraria de la Sierra de Tramuntana ha sido durante siglos el resplandor y la luz de la economía local. Bajo su calor ha crecido y se ha desarrollado una identidad propia, una forma de vida, tradiciones y cultura, que quedan documentadas en el entorno de las montañas y valles.

Una buena referencia es la COOPERATIVA AGRÍCOLA SAN BARTOLOMÉ DE SÓLLER.  Fundada el 22 de abril de 1899, ha evolucionado de acuerdo con los tiempos para seguir manteniendo la actividad agrícola y la imagen del valle, marcada por los naranjos y los olivares.

Denominación de origen

D.O.P ACEITE DE MALLORCA: (Aceite mallorquín, Oli de Mallorca u Oli mallorquí) Se trata del aceite de oliva virgen extra obtenido de las variedades mallorquina o empeltre, arbequina y picual, por procedimientos mecánicos o por otros medios físicos que no produzcan alteración del aceite, conservando el aroma, sabor y características del fruto del que procede. El perfil sensorial del aceite de Mallorca tiene unas características claramente diferenciadas. Se distinguen dos tipos de aceite: frutado y dulce. En el análisis sensorial del aceite frutado dominan los atributos sensoriales almendrado, dulce y frutado aceituna. La presencia de los atributos picante y amargo son moderados. En el aceite dulce, los atributos picante y amargo son mínimos, mientras que los parámetros frutados, prácticamente no se aprecian. El color del aceite de Mallorca varía desde el amarillo dorado hasta el amarillo verdoso, en función, principalmente de la época de recolección de la aceituna.

Las aceitunas mallorquinas: olives trencades (rotas)

Las aceitunas en Mallorca son uno de esos manjares ante los que no hay nadie que se resista. Sí, incluso los que no son muy aficionados a las olivas, estas perlas de sabor son únicas y conquistan paladares de todo tipo. Un dato interesante que le da valor añadido es que casi el 90% de los olivos tienen más de 500 años, siglos de tradición e historia que le imprimen carácter y le dan una textura especial a su fruto.

La aceituna mallorquina se trata, además, de un producto que presume de denominación de origen protegida.

Las más clásicas son las aceitunas u olivas trencadas (rotas) que reciben este nombre porque, literalmente, están rotas, con un golpe que las abre y permite que su aliño especial (verdadero secreto de ese plus de sabor diferencial) las convierta en un producto digno de auténticos gourmets.

Si te gusta, comparte


Translate »