De Bàlitx a Cala Tuent por Sa Costera. Camina la Sierra de Tramontana.
16561
post-template-default,single,single-post,postid-16561,single-format-standard,bridge-core-2.0.2,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,vss_responsive_adv,vss_width_768,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-19.0.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Excursión a Cala Tuent Mallorca

Excursión de Bàlitx a Cala Tuent. Paraíso Natural.

UNA RUTA DE MAR Y MONTAÑA

La excursión a Cala Tuent, es una de las más bellas y sencillas rutas para realizar en la isla, incluso en verano, ya que caminaremos, bordeando el mar, por la cara norte de la Sierra de Tramontana, espacio natural reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el año 2011.

El punto de partida se encuentra en el Mirador de Ses Barques (municipio de Fornalutx), hasta donde podemos trasladarnos en vehículo propio que podremos dejar aparcado ahí mismo; mediante el autobús de Sóller a Lluc, indicando previamente nuestra parada al conductor, o, los que son buenos caminantes, pueden subir a pie desde Sóller.

Iniciamos el camino hacia Bàlitx d’Amunt

Desde ese punto tenemos unas impresionantes vistas panorámicas sobre el Puerto de Sóller , con sus dos faros: el Faro de Cap Gros y el Faro de Muleta. Y también de una buena parte del Valle de Balitx por el que iniciaremos nuestro camino.

Recorreremos el camino viejo de Bàlitx, entre olivares por una pista ancha y cruzando numerosas barreras que deberemos dejar como las encontremos, llegando hasta la propiedad de Bàlitx d’Amunt, , La pista se dirige a la derecha y cruza una pared. En la primera curva pronunciada a la izquierda seguimos recto por el antiguo camino empedrado hasta una zona sombría.

Balitx d’en Mig y Sa Font de Bàlitx

Justo antes de llegar a la Font De Bàlitx (mina de agua muy común en toda la sierra) nuestro camino gira bruscamente a la izquierda, desciende por el irregular y resbaladizo empedrado y vuelve a desviarse súbitamente hacia la derecha. Llegamos a las casas de Bàlitx d’en Mig. Aquí podemos admirar dos interesantes olivos: uno está frente a la entrada de la casa y el otro a la derecha del camino (es Bou de Bàlitx). Seguimos hasta llegar a un cruce de pistas. Tomamos la de la izquierda, para desviarnos, a pocos metros, por el sendero empedrado de la derecha (señalizado).

En esta zona, coincidimos con tramos de camino de carros, entre pinos de grandes dimensiones, acompañados por un torrente empedrado que, junto con los márgenes del entorno, constituyen un auténtico paraíso de la construcción de piedra en seco.

Bàlitx d’Avall, pura arquitectura payesa

Posteriormente iremos descendiendo hasta el fondo del valle llegando  a Bàlitx d’Avall.   que forma un bonito conjunto muy bien conservado de pura arquitectura payesa, situado en pleno corazón de la Sierra. Las casas cuentan con una torre, una curiosa ermita, varios patios y en sus alrededores, están expuestas antiguas herramientas que se empleaban en las tareas del campo. Hoy día es un alojamiento de agroturismo, donde podremos tomar un refrigerio o un zumo de naranja natural.

Ahora nos encontraremos más o menos en la mitad del recorrido

El tramo más exigente

Desde Bàlitx seguimos la pista, cruzamos el torrente y, al comienzo de la subida, nos desviamos a la derecha por un sendero señalizado que, a los 20 min nos lleva al al Coll de Biniamar,  que alcanza los 365m de altitud, siendo éste el tramo más exigente de la ruta.

Camino de Sa Costera: las vistas más impresionantes 

Llegamos a la cima y desde un pinar divisamos el mar al otro lado. Cruzamos y bajamos este collado por el camino empedrado de Na Cavallera,  un frondoso camino rodeado de encinas que nos conducirá hasta el camino que, bordeando Sa Costera, nos llevará hacia Cala Tuent.

Este sendero costero, de suaves pendientes de bajada y subida, nos ofrece unas vistas increíbles de los acantilados y los colores del mar, que junto con el verde de los árboles muestra fotos de un color precioso.

Después de media hora de llanear y descender suavemente, llegamos a una bifurcación que se desvía a Sa Font des VergerUna fuente que está situada más o menos  a mitad de Sa Costera,  a unos 15 min  descendiendo hacia el mar por la senda de la izquierda, muy cerca de la costa. Su abundante caudal permitió la instalación de la fábrica de electricidad, que suministró energía a Sóller hasta 1962. En el año 2008, se construyó una canalización submarina

Después de esta bifurcación (podemos desviarnos o no, según las apetencias) el camino sube gradualmente. Llegando al Coll de Na Polla, otro nuevo ascenso en zig-zag aunque menos exigente que el anterior.

El descenso hacia Cala Tuent

Una vez que lleguemos a lo alto, comenzaremos el descenso final hacia Cala Tuent, primero por un camino empedrardo y luego atravesando varias pistas. Todo perfectamente señalizado.

Desembocando en un camino asfaltado que se bifurca y uno nos conduce hacia el Restaurante Es Vergeret, donde podremos degustar alguno de sus platos con vistas al mar (recomiendo reservar con anterioridad);  y otro hacia la cala que poco a poco, se nos irá desvelando entre pinos que llegan hasta el mismo borde del mar.

Cala Tuent es una pequeña maravilla en su aislamiento, está situada en una especie de circo natural rodeado por las cumbres de la Sierra de Tramontana, entre ellas la del Puig Mayor, que podrá contemplarse si la cobertura de nubes no lo impide.

A tener en cuenta

La excursión a pie es relativamente sencilla y puede realizarse con comodidad entre 4 y 6 horas, lo que dependerá de nuestro estado físico y de los altos que realicemos para descansar o tomar fotografías. No nos olvidemos de llevar suficiente agua. Parte de los caminos son pedregosos, por lo que es recomendable calzar al menos unas buenas zapatillas de trekking y llevar un gorro y protector solar, sobre todo en verano. Aunque en gran parte del itinerario no hay cobertura telefónica, es aconsejable cargar a tope la batería de nuestro teléfono antes de salir.

 

El regreso

La excursión no es circular, puedes regresar a pie por el mismo camino, pero una buena opción para el regreso es hacerlo por mar (lo cual es una pasada para disfrutar de los paisajes costeros). Para ello deberás reservar previamente uno que te venga a recoger y que te dará un paseo por la costa, desembarcando en el Puerto de Sóller. Puedes hacerlo llamando a  DreamCoast.com o a Nautic Sóller. 

Otra opción es reservar un Taxi o pedirle a un «buen amigo» que venga a recogernos. En cualquier caso, ¡vas a alucinar con la carretera de vuelta!, un laberinto de curvas que se deslizan entre rocas. Cualquiera de las opciones que elijas, por tierra o por mar, va a hacer que te quedes «sin palabras», absolutamente maravillado por tanta hermosura.

Si te gusta, comparte


Translate »